¿Necesito un abogado para un divorcio amistoso?

Antes de cualquier gestión de divorcio, incluso para un divorcio amistoso, asegúrate de contratar a un experto en derecho de familia. La ayuda profesional en cualquier tipo de separación legal, es indispensable para culminar el proceso de la mejor forma posible. Si tienes dudas al respecto no te preocupes. En el siguiente artículo, te explicamos todo lo que necesitas saber.

Tipos de divorcio

Para comprender la importancia de los servicios de un abogado en derecho de familia, es esencial conocer los tipos de divorcio que se reconocen en la ley. Estos son los siguientes:

Abogado de familia

Divorcio contencioso

Este tipo de divorcio sucede cuando no hay ningún tipo de acuerdo entre las partes. Por ello, en este caso es imperante que un juez tome la decisión final sobre aspectos que atañen a los involucrados. Este tipo de divorcio se caracteriza por ser más caro. Además, el tiempo de duración es bastante largo.

En este caso, la asesoría de un abogado de derecho de familia es obligatoria. Asimismo, hay que presentarse en el juzgado para que cada parte exponga su punto de vista.

Divorcio exprés

Este proceso es simple, rápido y poco caro. Desde el año 2005 entró en vigencia en todo el territorio español. Representa una opción muy útil para aquellos casos en que los involucrados quieren separarse de la manera más rápida posible. La única exigencia, en este caso, es estar de acuerdo y no llevar más de tres meses de matrimonio.

Divorcio de mutuo acuerdo o divorcio amistoso

Este es el tipo de divorcio más recomendable, pues no afecta a ninguna de las partes en términos legales. El proceso se efectúa por medio de un acuerdo regulador. Su viabilidad está sujeta a la no implicación de un hecho desfavorable para cualquier de las partes.

El contenido del convenio contiene la separación de bienes y el modo en que se gestionan. Este punto es mucho más relevante cuando se refiere a bienes inmuebles. En el escenario de una situación desfavorable se pacta una pensión de indemnización. Sin embargo, este aspecto puede ser un problema cuando se aúna a la custodia de hijos, si es que los hay.

Abogado para divorcios

Factores del proceso de divorcio

En este tipo de procesos, hay factores cruciales que determinan la actuación del abogado en derecho de familia. Algunos de los más relevantes se describen a continuación.

  • El primer factor clave es la voluntad de ambas partes. Esto es esencial, ya que determina el tipo de divorcio al que nos enfrentamos.
  • Además de esto, el patrimonio de las partes involucradas es vital. Los miembros del matrimonio deben expresar su valor patrimonial claro para definir las decisiones financieras relacionadas con la separación. Asimismo, para establecer el régimen económico patrimonial.
  • Otro factor esencial es la cantidad de hijos concebidos en el matrimonio. En base a esto se determina el importe de las pensiones.
  • De acuerdo con el tipo de divorcio, el proceso puede ser complicado y largo o simple y económico. Cuando se tiene un divorcio de mutuo acuerdo, la gestión es mucho más sencilla. Si hay hijos, es necesario ser meticuloso para resguardar los derechos y el bienestar del menor.

¿Es necesario contratar un abogado en derecho de familia para un divorcio amistoso?

Teniendo en cuenta los escenarios anteriores, la respuesta es sí. Para cualquier divorcio es indispensable la presencia de un abogado. De hecho, cuando se trata de un divorcio amistoso, no solo se requiere del experto en leyes. Además, hay que contar con un procurador del tribunal.

Ahora bien, lo que sí es válido es que las partes involucradas, compartan el servicio del mismo abogado. Esto resulta mucho más económico y simple para los miembros del matrimonio.

La obligatoriedad de contratar el servicio de un abogado para divorciarse amistosamente, se encuentra regulado en la ley. Este aspecto se resalta con exactitud de la siguiente forma: “los cónyuges deben tener un abogado experto en leyes en ejercicio de sus funciones”. Este fragmento se encuentra en el artículo 82 del Código Civil.

La labor de un abogado en derecho de familia no solo se enfoca en la gestión de la separación como tal. Hay otros casos en los que interviene posteriormente al divorcio. Los más comunes son el incumplimiento del pago de asignación alimenticia. O también, faltas relacionadas con el régimen de visitas definido en el acuerdo.

En el caso de solicitar un abogado de oficio, es obligatorio requerir el apoyo de un procurador de oficio. Ambas figuras son electas por listado. En cambio, la contratación de un abogado particular cambia este escenario. Es decir, en este caso, el abogado es quien se hace cargo de aportar el servicio de un procurador.

Cada una de las partes debe estar representada por un abogado y procurador. Además, no se puede dejar de lado la importancia de un mediador familiar. Estos profesionales también tienen un rol clave en el proceso de divorcio.

Acuerdo de divorcio

Proceso de divorcio amistoso

En los escenarios de separación convenida, es obligatorio contratar a un abogado. La primera labor del experto es elaborar el acuerdo regulador en función del pacto que se logre entre las partes. A partir de esto, se habilitan dos posibilidades.

Procedimiento judicial

Una vez generada la demanda de divorcio y generado el acuerdo, el abogado presenta la documentación necesaria en el juzgado. Si existen hijos menores, tanto el fiscal como el juez se harán cargo de verificar que el acuerdo no incluye convenios inapropiados o que afecten a los menores.

Si no hay hijos menores, es el Letrado de la Administración de Justicia quien aprueba el acuerdo regulador. El mismo se encargará de acreditar que el acuerdo sea beneficioso tanto para los hijos como para los cónyuges. Si existe alguna irregularidad, el juez en competencia tomará la decisión final.

Procedimiento extrajudicial

Si no hay hijos en el matrimonio que sean menores de edad, los cónyuges pueden acudir ante un notario para llevar a cabo el divorcio amistoso. En este supuesto, el abogado presenta el acuerdo regulador además de la escritura de divorcio.

Proceso por mediación familiar

Si no hay posibilidad de llegar a un acuerdo con alguno de los cónyuges, lo aconsejable es recurrir a un mediador. Este paso es recomendable antes de llegar a instancias de divorcio contencioso. Esta es una figura que se encarga de solventar problemas entre los interesados. La finalidad de la contratación es evitar el proceso judicial.

¿Qué documentos son necesarios para un divorcio amistoso?

Para llevar a cabo la gestión de divorcio amistoso y cualquier otro, hay que presentar ciertos documentos:

  • Certificado de matrimonio.
  • Certificado de nacimiento de los hijos (en caso de que los haya).
  • Certificado de empadronamiento.
  • Documentos y escrituras de propiedades.
  • Certificados bancarios.
  • Documento nacional de identidad.
  • Libro de familia.
  • Convenio regulador.
  • DNI, certificado de empadronamiento y documentación que certifique al abogado colegiado en derecho de familia.

Si tiene cualquier duda o necesita contactar con un abogado para un divorcio amistoso o de cualquier otra índole, consulte con nuestro equipo de abogados expertos.

Comments

  • No comments yet.
  • Add a comment